La familia Xbox One ya se prepara para recibir una mejora para optimizar los videojuegos: llega AMD FreeSync

La familia Xbox One ya se prepara para recibir una mejora para optimizar los videojuegos: llega AMD FreeSync

Publicidad

Cuando muchas veces hemos hablado de monitores gaming hemos hecho referencia a una serie de tecnologías que incorporan y de todas las que hemos visto, dos se repiten más que ninguna otra. Hablamos de Nvidia G Sync y AMD FreeSync. Dos formas distintas de afrontar un mismo problema cómo es la diferencia entre gráfica y pantalla a la hora de mostrar imágenes.

Buscando aminorar en la medida de lo posible los efectos del tearing o el stuttering, se trata de una técnica muy conocida sobre todo por los usuarios de PC. Una tecnología que sobre todo busca sincronizar los frames entre gráfica y pantalla y que ahora llega a la Xbox One de la mano de AMS y FreeSync.

Acabando con el tearing y el stuttering

El anuncio ha sido realizado por AMD y Microsoft y en el mismo comunicaron que esta tecnología tan usada en monitores de ordenador y PC llegara a las consolas de sobremesa de Microsoft y lo hará tanto en la Xbox One "normal" cómo en la Xbox One S y en la más potente, la Xbox One X.

Esta mejora llegará con el uso de FreeSync 2 a la Xbox One S y la Xbox One X. Una mejora que anunciada en su día para la Xbox One X llegará también a las hermanas menores de la consola de los de Redmond. Se trata de la versión mejora de AMD FreeSync, siendo esta versión más antigua la que llegará a la Xbox One normal dado que se trata de la consola menos potente de la familia.

De esta forma y por medio de una actualización, la consola aplicará directamente esta mejora en los videojuegos. La única pega es que tendremos que contar con un televisor o un monitor compatible con AMD FreeSync. Y si monitores si que hay ya en el mercado usables con este mejora, en el caso de los televisores su uso está mucho más limitado.

Fuente | Xbox

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio