Windows Sandbox es el entorno seguro para pruebas en Windows que llegará en la siguiente actualización en primavera

Windows Sandbox es el entorno seguro para pruebas en Windows que llegará en la siguiente actualización en primavera

Publicidad

Seguramente en alguna ocasión has tenido que realizar alguna instalación de una aplicación en Windows o en cualquier otro sistema operativo. Una utilidad que podía provocar problemas de funcionamiento y rendimiento que no hacían aconsejable su instalación en el sistema que usamos día a día. Aparecía entonces la opción más socorrida: realizar una instalación por medio de una máquina virtual.

Para evitar estas complicaciones la próxima gran actualización de Windows que debería llegar en la primavera de 2019 (por ahora la conocemos como rama 19H1) podría estrenar una nueva característica. Se trata de Windows Sandbox, una forma de probar aplicaciones sin que ello suponga un riesgo para nuestro equipo.

Lo explican muy bien en Microsoft, donde anuncian que Windows Sandbox viene a ser un entorno de escritorio aislado y temporal en el que se puede ejecutar software no confiable sin que tengamos que temer problemas de funcionamiento en nuestro PC. Windows Sandbox es un entorno cerrado, solo para pruebas, que ejecutamos puntualmente y cuyos efectos desaparecen una vez lo cerramos.

Sandbox

Para poder acceder a Windows Sandbox debemos no obstante, cumplir con una serie de requisitos, tanto de software como de hardware:

  • Estar usando una versión de Windows 10 Pro o Windows 10 Enterprise
  • Usar una arquitectura AMD64
  • Tener habilitadas las capacidades de virtualización en BIOS (UEFI)
  • Un mínimo de 4GB de RAM (se recomiendan 8GB)
  • Un mínimo de 1 GB de espacio libre en disco (aquí se recomienda usar un SSD)
  • Contar con al menos 2 núcleos de CPU (se recomiendan 4 núcleos con hyperthreading)

Windows Sandbox se caracteriza por ofrecer el aspecto de un Windows limpio, como recién instalado. Cómo ya hemos comentado, al cerrar Windows Sandbox todo lo que hayamos instalado, desaparece, pues hace uso de la virtualización basada en hardware para el aislamiento del kernel. Este sistema permite aislar el Sandbox de Windows del host.

Windows Sandbox llegará en primer lugar, cómo suele ser habitual, a los que están integrados dentro del Programa Insider, por lo que no debería tardar mucho en llegar una Build que lo estrenara.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio