Windows 8 pasa a otro ciclo de soporte: ya sólo recibirá actualizaciones de seguridad llegando su final en el 2023

Windows 8 pasa a otro ciclo de soporte: ya sólo recibirá actualizaciones de seguridad llegando su final en el 2023

Publicidad

El tiempo pasa para todos y para todo. Y en el mundo de la electrónica y la tecnología esta máxima se acentúa aún mucho más. El tiempo es el mismo, las agujas del reloj y las hojas del calendario pasan al mismo ritmo, y sin embargo nos da la impresión que corre mucho más rápido.

Parece que fue ayer cuando vimos llegar a Windows 8, el primer intento de Microsoft de adaptarse a las pantallas táctiles tras un sistema solvente y de rendimiento notable cómo fue Windows 7. No vamos a entrar a discutir si Windows 8 fue mejor o peor, sus aciertos y sus fallos. Lo que nos interesa aquí es que desde hace unas horas Windows 8 ha salido del soporte principal por parte de Microsoft.

Un Windows 8 que está aún presente en el 6% de los equipos y que ya ve marcada en el calendario la fecha para el final del soporte. Aún queda, pues será el 10 de enero de 2023, pero ya vemos cómo de rápido pasa el tiempo.

Windows 8, ¿un intento fallido?

Windows 8 fue un sistema que no tuvo todo el apoyo por parte de los usuarios que esperaban desde Microsoft. De hecho ya vemos que está presente en el 6% de los equipos solamente. Se puede pensar que es una cifra acorde a su tiempo en el mercado, algo que se desmorona si vemos que Windows 7. aún más vetusto, está presente en el 60% de los equipos.

Soporte

La perdida de este soporte significa que desde Redmond no están obligados a lanzar más actualizaciones más allá de las que se correspondan con los parches de seguridad que tengan que ser lanzados puntualmente. De esta forma pasa a ingresar en el grupo de sistemas operativos que ya se encuentran en el segundo ciclo de su vida en el cual se ofrecen parches de seguridad pero que ya no recibe actualizaciones de mantenimiento. Es el soporte extendido.

Windows 8 llegó el 26 de octubre de 2012 y ve llegar el final del soporte principal tres años después que lo hiciera Windows 7. Windows 8 fue un intento de adaptar el sistema operativo a las pantallas táctiles y de paso introdujo aportes interesantes: basta recodar un primer concepto de lo que luego han sido las aplicaciones universales llegadas con Windows 10.

Para corregir los fallos de Windows 8 vimos llegar Windows 8.1, una actualización gratuita que buscaba corregir todos los fallos que lucía Windows 8. Una actualización que sin embargo llegó más tarde de lo que habría sido necesario.

Se hace así interesante para los usuarios que aún cuenten con Windows 8 (o Windows 8.1) el actualizar a Windows 10 para contar con un soporte completo en el que se reciben constantes parches de seguridad y mantenimiento, algo fundamental (ya lo vemos) en la informática de hoy día.

¿Tienes aún Windows 8 u 8.1 en u equipo? ¿Te planteas saltar a Windows 10?

Fuente | Microsoft
En Xataka Windows | ¿Aún no usas Windows 10 en tu equipo? Todavía te quedan tres días para actualizar si usas Windows 7 o Windows 8.1

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio