Así puedes configurar una conexión proxy en Windows 10 para navegar de una forma más segura por la red

Así puedes configurar una conexión proxy en Windows 10 para navegar de una forma más segura por la red

Publicidad

Hoy en día una de las mayores preocupaciones de los usuarios es la que hace referencia a la seguridad y privacidad en sus equipos. Dos aspectos que cobran vital importancia cuando hablamos de navegación en la red, pudiendo el usuario optar por una serie de medios para garantizar que consiguen o al menos facilitan la consecución de dicho objetivo.

Y uno de estos medios es el que está referido al uso de un servidor proxy a la hora de navegar por la red. Se trata de una fórmula que ofrece interesantes ventajas para el usuario, sea particular o empresa y cuya gestión en nuestro equipo es sumamente sencilla con tan sólo seguir unos pasos.

Router

Pero antes de nada conviene hacer un pequeño repaso y para ello vamos a delimitar el concepto de proxy para todos aquellos que llegan nuevos a este mundo. Un servidor proxy es un equipo informático situado a medio camino entre el terminal del cliente y el servidor al que se encaminan sus conexiones.

El proxy se sitúa entre ambos, el cliente y el servidor de forma que este último no conoce cuales son los movimientos del cliente. Este transmite todas las órdenes y el proxy recibe las peticiones de acceso que camufla convenientemente. Así lo que se busca es eliminar la conexión directa entre el navegador y el servidor al gestionar los datos por medio de un proxy intermedio. Se camufla así un dato relativo a tu identidad, el más importante: tu dirección IP.

Proxy

De esta forma podemos acceder a páginas web con bloqueo regional o evitar cookies o scripts, lo que hace que nuestra navegación gane en privacidad. Queda por tanto determinar en qué proxy confiar y es que no todo el "monte es orégano" y no todas las opciones son igual de confiables. Ten en cuenta que ese servidor intermedio tendrá acceso a datos sensibles de tus sesiones de navegación por lo que es interesante buscar un proxy que opere bajo una marca de fiar.

Configurando el proxy en Windows 10

Ya hemos decidido cual es el proxy que vamos a usar y nos queda el paso fundamental: preparar nuestro equipo. Y para ello nada más fácil que seguir un proceso lógico al alcance de cualquier usuario.

Una vez estamos dentro de nuestro equipo con Windows 10 (el proceso lo hemos llevado a cabo con una versión de Windows 10) el primer paso es acudir a "Configuración" para lo cual bajamos hasta la zona izquierda del menú de inicio en la rueda dentada.

Proxy

Una vez en "Configuración" debemos hacer click sobre la opción "Red e Internet".

Proxy

Pulsamos entonces en "Proxy", en el menú lateral izquierdo y de esta forma accedemos a la configuración de estos servicios.

Proxy

Una vez dentro debemos marcar la opción "Activado" y bajo la misma escribimos la dirección IP de la proxy que vamos a usar y su puerto, tras lo cual sólo nos queda pulsar en "Guardar".

Proxy

Como nota podemos establecer una serie de páginas web que no harán uso de esa navegación por proxy.

Proxy

La navegación con proxys es una opción segura, pero no la que ofrece mejores resultados. Y es que si quieres un plus de seguridad, lo más interesante es optar por una Red Privada Virtual (VPN) la cual además de ocultar la IP permite cifrar todo el tráfico que generamos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio