La Microsoft Surface Pro 6 pasa por el taller de iFixit y la conclusión es clara: es tremendamente difícil de reparar

La Microsoft Surface Pro 6 pasa por el taller de iFixit y la conclusión es clara: es tremendamente difícil de reparar

Publicidad

No es usual que tras comprar un dispositivo, sobre todo con los precios que se están barajando en la gama alta, vayamos a tener la valentía para desarmarlo y atrevernos a conocer qué esconde en su interior. Nosotros no lo haremos, al menos la mayor parte de usuarios, pero sí que lo hacen los chicos de iFixit.

Y una de las últimas "víctimas" que ha pasado por su banco de pruebas ha sido el Surface Pro 6 de Microsoft. Cómo ya hemos visto en otras marcas, un diseño impecable y prestaciones de vértigo tienen una consecuencia clara: los equipos ofrecen más dificultades a la hora de repararlos. Pero ¿qué habrá ocurrido con el último convertible de Microsoft?.

Pues ni más ni menos que lo que todos esperábamos. La Surface Pro 6 no destaca por la facilidad a la hora de abrirlo y llevar a cabo cualquier reparación. De hecho desde iFixit le dan una puntuación de uno sobre diez en lo que a facilidad de reparación se refiere.

Se las han visto y deseado para desmontar el equipo y según ellos mismos, el único punto en la prueba se debe a la presencia de los tornillos Torx, un modelo estándar que de no haber sido usado habría provocado un cero absoluto en los puntos otorgados.

Surface Pro 6

Ya sabemos que los dispositivos Surface de Microsoft son muy difíciles de reparar, pero en este caso con el Surface Pro 6, Microsoft se ha superado. Así destacan desde la página, que en el proceso les ha costado una barbaridad quitar la pantalla y que el proceso general se complica ya que muchos componentes están soldados y pegados a la placa base. Esto se traduce en que cambiar la RAM o el procesador se convierte en toda una odisea.

Interior

Del resto de componentes destacan que por ejemplo, para cambiar la batería se requiere un desmontaje casi total del dispositivo, ya que esta se encuentra pegada con el conector bajo la base.

La única parte positiva, es que los servicios oficiales de reparación de Microsoft, cómo sucede en otras marcas, sobre todo Apple, poseen herramientas adecuadas y conocimientos para llevar a cabo el proceso de una forma no tan compleja, que no sencilla.

Fuente | iFixit

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio