Los equipos de alta gama con Windows 10 y SoC ARM podrían optar por un nuevo procesador Snapdragon 1000

Los equipos de alta gama con Windows 10 y SoC ARM podrían optar por un nuevo procesador Snapdragon 1000

Publicidad

Hace poco vimos cómo en Qualcomm tenían grandes esperanzas depositadas en el procesador Snapdragon 850, una tipología de SoC que era sobre todo una evolución del Snapdragon 845 pensado para smartphones que pudiese aprovecharse para equipos convertibles o portátiles con Windows 10.

Sin embargo parece que la ambición para con los equipos denominados always connected o siempre conectados, va a más. El motivo es que ahora hay referencias a un nuevo procesador firmado por Qualcomm y de nombre Snapdragon 1000 que llegaría para integrarse en equipos con de gama alta Windows 10 ARM.

Más potencia para Windows 10 ARM

Los equipos que han debutado con esta arquitectura y Windows 10 cómo sistema operativo son los firmados por Lenovo y Asus, dos modelos que sin embargo ya vimos cómo podían quedarse anticuados casi antes de llegar al mercado. Usan un procesador Snapdragon 835 cuando el Snapdragon 845 ya es una realidad.

Se trata de equipos, ya lo sabemos, que presumen de conexión 4G LTE permanente y de un rendimiento en lo que se refiere a autonomía que los sitúa entre los más interesantes del mercado. Todo esto en teoría, si nos atenemos a la información que facilitan los fabricantes.

El problema o la bendición, según se mire, es que cuando aún estamos esperando equipos que integren un Qualcomm Snapdragon 845 y mientras los que ofrecen el Qualcomm Snapdragon 835 no han llegado a muchos mercados, ya hablamos de una tercera generación de equipos o una segunda, si se limitan a modelos alta gama.

El uso de un supuesto procesador Qualcomm Snapdragon 1000 para Windows 10 ARM tendría sobre todo el objetivo de competir con procesadores Intel. Esa podría ser la idea, si bien pocos datos tenemos al respecto para poder darle un fundamento. Se habla, se rumorea, que esta serie tendría una potencia de diseño térmico (TDP) de hasta 12 vatios, casi el doble que el Snapdragon 850 que se queda en 6,5 vatios y muy cerca de los procesadores Intel Core serie U que suelen ofrecer una TDP de 15 vatios.

Arm

Serían varios los fabricantes que ya estarían trabajando en equipos con procesadores Qualcomm Snapdragon 1000 que verían la luz muy a finales de 2018 o a principios de 2019. De hecho Asus es uno de los fabricantes que podrían estar desarrollando un equipo bajo esta arquitectura que se conocería con el nombre clave de Asus Primus.

Si esto al final es así, queda más que confirmado que no sería una buena idea hacerse con uno de los portátiles de la primera generación de equipos Windows ARM. Sería conveniente esperar a los procesadores Snapdragon 845 o incluso a ese supuesto Snapdragon 1000 antes que desembolsar una importante cantidad de dinero por un equipo que puede quedar cojo mucho antes de lo esperado.

Fuente | WinFuture
En Xataka Windows | Equipos con procesadores ARM y Windows ¿es interesante comprar la primera hornada o mejor esperamos?

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio