Esta patente podría suponer la vuelta de Microsoft a los wearables con una pulsera destinada a la estimulación terapéutica

Esta patente podría suponer la vuelta de Microsoft a los wearables con una pulsera destinada a la estimulación terapéutica

Publicidad

Microsoft está abriendo nuevos campos de desarrollo. Ya no es la empresa que era y así lo atestiguan las cifras que estamos viendo en los últimos meses. Es la empresa con mejor proyección hacia los usuarios en los Estados Unidos y durante un breve periodo de tiempo fue la que tuvo un mayor valor en lo que a capitalización se refiere, desbancando a la todopoderosa Apple.

Lo cierto es que Microsoft no basa ya todo su potencial en un Windows que le está dando bastantes dolores de cabeza, no ya por su crecimiento, pues va cómo un cohete, sino por los fallos que están encontrándose. Junto a Windows aparecen las aplicaciones para otras plataformas, su apuesta por la Realidad Virtual, el amor declarado al software de código abierto o su inclusión en el mercado del hardware con productos de gran gran calidad. Distintas vías de crecimiento que tienen su origen en muchos casos en patentes como la que nos ocupa.

Y es que los compañeros de Windowslatest han tenido acceso acceso a una nueva patente que indica que Microsoft podría volver a mirar hacia el mercado de los wearables, un nicho en el que no está presente desde que dejó de apostar por la Microsoft Band 2.

Una patente que presenta una especie de pulsera en la que se destaca la adopción de varios motores hápticos, del estilo de los que podemos encontrar en consolas y teléfonos móviles. Estos motores diminutos funcionarían de forma conjunta con una serie de sensores con el objetivo de mitigar los temblores de personas aquejadas de Parkinson. De hecho en el documento habla de un dispositivo portátil que utiliza la actuación háptica para la estimulación terapéutica.

Pulsera Microsoft

Una enfermedad que entre sus afecciones destaca por provocar temblores, lentitud en los movimientos, rigidez en los músculos que pueden dificultar la relación de actividades cotidianas. Esta posible pulsera estaría destinada a reducir los movimientos involuntarios del usuario en una articulación.

Además en la patente se hace mención a la inclusión de conectividad Wi-Fi y Bluetooth lo que indica que seguramente podríamos emparejar esta pulsera con nuestro smartphone o tableta por medio de la oportuna app para así controlar distintos parámetros y gestionar los datos que la pulsera pudiese obtener.

No hay más detalles al respecto, por lo que tendremos que esperar para conocer si finalmente esta patente se materializa en algo real y tangible

Fuente | USPTO

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio