¿Pensando en comprar un monitor gaming? Estas son algunas de las características que conviene tener en cuenta

¿Pensando en comprar un monitor gaming? Estas son algunas de las características que conviene tener en cuenta

Publicidad

No hay casi semana en la que no tengamos lanzamientos dentro del segmento gaming y los monitores son el producto estrella. Monitores pensados para explotar las características de nuestros videojuegos al máximo ya sea en PC o consola y con productos de todo tipo de precio y características para todos los usuarios.

EL problema es que es tal el abanico en el que elegir el monitor que se adapta a nuestras necesidades que cada vez es más complicada la labor de acertar con el adecuado. No todos tenemos las mismas necesidades ni el mismo presupuesto, factores que en último término condicionan nuestra decisión final. Es conveniente por lo tanto fijarse en una serie de puntos para acertar con el monitor correcto.

Resolución

Resolucion

Tenemos que encontrar una pantalla con una resolución adecuada a lo que buscamos, teniendo en cuenta que más número de píxeles es casi seguro que tendremos que pagar un precio más alto. Los más habituales son los monitores QHD con 2.560 x 1.440 píxeles y una relación de aspecto 16:9, si bien podemos encontrar modelos 21:9 con 3.440 x 1.440 píxeles.

Captura 2018 04 19 A Las 13 00 18

Si esas cifras se nos quedan largas siempre podemos optar por hacernos con un Full HD de los de toda la vida. Eso sí, debemos tener en cuenta que esos 1.920 x 1.080 píxeles se pueden quedar cortos si lo que queremos es explotar juegos y máquinas de última generación. En ese caso es recomendable buscar una pantalla con resolución UHD.

Tasa de refresco

Tasa De Refresco

Hercio en español (Hz) viene de la palabra Hertz, la unidad de medida de frecuencia en el Sistema Internacional de Unidades. Con esta unidad vamos a medir el número de veces que se repite un evento durante un segundo. En el caso de un panel, a mayor valor más imágenes por segundo será capaz de mostrar la pantalla.

Encontramos así monitores que van por regla general desde los 60 Hz que es el mínimo exigible, si bien para poder jugar a pleno rendimiento lo suyo es optar por un modelo que ofrezca 144 Hz o más, pues hay algunos más exclusivos que llegan a los 240 Hz.

Tiempo de respuesta

Tiempo De Respuesta

Otro de los valores base a la hora de comparar monitores es el tiempo de respuesta. Medido en milisegundos este valor nos indica cuanto tiempo pasa desde que un pixel cambia de un color a otro. Hay que buscar el valor más bajo posible para evitar el molesto efecto blur en las imágenes y que estas se vean borrosas, sobre todo apreciable en las escenas de rápidos movimientos.

Formato y forma de pantalla

Formato

Que la pantalla sea curva o plana es algo que depende del gusto de cada usuario si bien es conveniente estudiar antes la estancia en la que lo vamos a ubicar, pues un monitor curvo requiere un mayor control de las fuentes de luz externas para evitar posibles reflejos, a la vez que nos "recomienda" jugar centrados para tener mejor calidad de imagen. Eso sí, al estar cerca del mismo, algo que suele pasar al jugar, obtendremos una impresión de una mayor inmersión.

16:9, 21:9... es otro valor a destacar. La relación de aspecto de la pantalla. Los que más se suelen ver son los que ofrecen una relación 16:9 (los que venimos en llamar monitores panorámicos), si bien cada vez más abundan los que presentan un aspecto 21:9. El problema de estos es que no son soportados por algunos juegos.

Tipo de panel

Panel

Hay diferencias según el tipo de panel empleado. IZGO, PLS, TN, IPS, VA son los más habituales y debemos optar por el más adecuado. Hoy día los más extendidos son los paneles IPS de tipo LED, los cuales se caracterizan por ofrecer un menor tiempo de respuesta y unos colores más fieles.

Su abaratamiento en coste final y de producción ha desplazado a otras alternativas cómo son los de tipo TN o VA, ideales para juegos por eliminar casi por completo el efecto ghosting en los movimientos rápidos. Cómo contraprestación su color y luz es peor.

Lo que si es conveniente es que el se trate de un monitor gaming, pensado para su uso con juegos y así figure en las indicaciones. No es lo mismo un monitor gaming que uno por ejemplo orientado para otras funciones como cine o diseño gráfico.

Conectividad

Conectividad

Vamos a buscar sobre todo un buen número de conexiones HDMI, el tipo de conector más extendido y valido para un gran número de dispositivos. Una conexión que casi siempre suele ser del tipo 1.4, un aspecto que conviene tener controlado. Pero el HDMI no viene sólo.

Así junto con el HDMI podemos encontrar desde una entrada por componentes, DisplayPort o incluso DVI de forma que podremos conectar de forma paralela otras dos fuentes (imaginemos una Nintendo WII a los componentes, un PC con algunos años al DVI y una PS4 al HDMI).

Además son fundamentales los puertos USB. A más número mejor y si entre ellos encontramos algún puerto USB Type-C ya podemos darnos pos satisfechos. Lo malo es que buscar todas las características juntas en un mismo monitor no es tarea sencilla.

Tecnologías para mejora de imagen

Tecnologias

Tanto si lo usamos con consola como con ordenador, los monitores suelen incorporar una serie de tecnologías que vienen enfocadas a mejorar la imagen. Bien cuidando de la salud ocular o bien adecuando la imagen mostrada a la que ofrece de salida la gráfica de la máquina. Las pantallas se tienen que adaptar a la imagen que les llega.

En este último caso englobamos a las dos más conocidas. Se trata de G-Sync o FreeSync (ya está funcionando FreeSync2), las tecnologías propias de Nvidia y AMD que permiten al monitor adecuar la imagen mostrada a la frecuencia de nuestra gráfica.

Aparte encontramos mejoras para reducir los efectos de la luz del panel en nuestros ojos. Aquí el número es enorme. Flicker Free, Low Blue Light o Brightness Intelligence son algunas de ellas. Se trata sobre todo de evitar los molestos parpadeos, reducir la emisión de luz azul o Unas medidas que nuestros ojos agradecerán.

Llegados a este punto ya sabemos que monitor queremos y toca ver los precios. No es lo mismo un monitor Full HD enfocado a juegos y unas 22 pulgadas que un modelo 4K o un modelo 21:9 con todo tipo de tecnologías en su interior. Debemos en ese caso de adaptarnos a nuestro bolsillo, pues encontramos una variedad de precios increíble que pueden pasar sobradamente de los 1000 euros o quedarse en menos de 200 euros

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio