¿Tu PC o teléfono móvil te va lento? estas tres categorías de utilidades son las reinas del crapware en tu equipo

¿Tu PC o teléfono móvil te va lento? estas tres categorías de utilidades son las reinas del crapware en tu equipo

Publicidad

Cuando te compras un equipo nuevo, ya sea smartphone, tableta o PC, todo va sobre ruedas. Un sistema operativo impoluto tanto en Android o Windows, que ofrece un resultado que parece a prueba de bombas. Estamos muy contentos... o eso parece. Rápido, eficaz, unos menús ágiles... pero un momento ¿esas aplicaciones instaladas qué son?

No son pocas las ocasiones en las que nuestro equipo viene con un bonito huevo de pascua en forma de aplicaciones no deseadas. Esas apps que no usas nunca y que a la larga no hacen sino consumir recursos en forma de capacidad de almacenamiento y a veces incluso, de procesado. Programas que es mejor desinstalar de nuestro equipo, al menos en la medida de lo posible. Es el crapware, una serie de aplicaciones que no hemos solicitado y que contaminan la experiencia de usuario desde el primer momento

Llega entonces el momento de hacer limpieza en nuestro disco duro. Vamos a eliminar una serie de programas y utilidades que, lejos de cumplir con lo que prometen en muchos casos, no hacen sino obstaculizar y ralentizar el funcionamiento del sistema. A quién no le ha pasado que se ha encontrado con una versión de un antivirus, McAfee y Norton son unos clásicos, cuando ya tenemos el que ofrece Windows...

Pero vayamos con calma, pues antes de hacer limpieza hay que recapacitar. Nuestro equipo viene cargado de crapware o lo que es lo mismo, bloatware, pero puede que algunas de estas funciones sí que aporten valor. No se trata de borrar a lo loco, así que hay que estudiar caso por caso. No obstante hay tres categorías cuyas apps tienen muchos números para ser eliminadas de nuestro sistema.

Barras de herramientas

Ask

Nos encontramos ante un tipo de complemento que si lo pensamos fríamente no sirve para nada. Una de las más conocidas es "Ask" y aunque no hayas pedido instalarla, es fácil que se acople en tu equipo escondida en alguna pestaña de esas que pulsamos instintivamente al instalar algún programa.

En primer lugar debemos leer todo lo que aparece en pantalla en lugar de pulsar teclas a lo loco y en segundo lugar y si ya has caído víctima de una de estos complementos lo que debes hacer es desinstalarlo. Con la barra del navegador que uses y sus extensiones, vas más que sobrado.

Además, en muchas ocasiones el contar con este tipo de complementos puede provocar que recibamos publicidad no deseada en forma de banners o que de pronto nuestro navegador se inicie en páginas que no hemos fijado. En el caso además de Ask, el proceso de desinstalación debe seguir una serie de pasos para que sea eficaz.

Limpiadores del sistema

Limpiadores

Nada mejor que mantener ordenado el disco duro de archivos y programas. Desconfía de los programas que prometen organizar tus archivos y programas en el disco duro, pues puede que al final sea peor el remedio que la enfermedad.

El más conocido y fiables es CCleaner, y aún así, no es necesario. De hecho, si en alguna ocasión precisas de su uso, puedes instalarlo y eliminarlo una vez deje de hacerte falta. En general, este tipo de aplicaciones son una puerta de entrada para todo tipo de amenazas. Cuidado.

Aplicaciones de fábrica

Bloatware

Si has comprado un PC verás cómo al sacarlo de la caja y comenzar a usarlo ya viene con una serie de aplicaciones que ni has instalado ni son propias de Windows. Todas las marcas instalan utilidades que en la mayor parte de los casos tienen de utilidad sólo el nombre.

Que levante la mano alguien que use habitualmente alguna de estas funciones. Es algo similar a lo que ocurre con Android stock y el que instalan los fabricantes. Crapware a tope, que no falte.

Software y aplicaciones que vienen preinstaladas con el ordenador y que en muchos casos lo que hacen es provocar un peor rendimiento del equipo. Puede que recién estrenado no lo notes, pero con el paso del tiempo te avisarán que están ahí.

Eso sí, a la hora de acabar con ellas debes hacerlo con precaución. Hay que asegurarse que no presentan conflicto alguno si las desinstalamos y que cuentas con una copia de seguridad del sistema por si las moscas. Además la desinstalación debe realizarse de forma correcta, bien siguiendo los pasos habilitados en Windows, habituales y que todos conocemos, o bien haciendo uso de la opción unistall si la aplicación la ofrece.

Además, existen en el mercado algunas utilidades gratuitas como Revo Uninstaller o PC Decrapifier que pueden ayudarnos a eliminar esos programas preinstalados que nunca hemos solicitado.

Estas son tres categorías de aplicaciones que no deberían estar instaladas en ningún equipo. La elección para acabar con ellas queda siempre en manos del usuario. Seguro que al tener el sistema limpio notas un rendimiento mucho más optimizado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio