¿No quieres usar Microsoft Edge por defecto en Windows 10? Así puedes configurar otro navegador diferente

¿No quieres usar Microsoft Edge por defecto en Windows 10? Así puedes configurar otro navegador diferente

Publicidad

Estamos a la espera de recibir las primeras versiones del nuevo Edge basado en Chromium. No llegará, presumiblemente, hasta Windows 10 October 2019 Update, por lo que las Builds que lo hagan debutar en el Programa Insider serán una muestra de lo que puede dar de sí.

Y es que Edge, pese a llegar con la etiqueta de revolucionario y con el objetivo de reemplazar a Internet Explorer, no ha terminado de calar entre los usuarios. Y eso pese a venir instalado por defecto como navegador en Windows 10. Un hecho que no impide que podamos cambiarlo por otro que se adapte más a nuestras necesidades o preferencias.

Para ello podemos optar por dos caminos. Por un lado basta con descargar e instalar otro navegador para que en el momento de iniciarlo por primera vez este nos pregunte si queremos que sea nuestro navegador predeterminado. No obstante, si hemos descartado esa opción, Windows 10 permite seleccionar el navegador que queremos usar por defecto.

Opera

Son muy pocos pasos los que tenemos que llevar a cabo para determinar que Edge no sea el navegador fijado en Windows 10.

Para cambiar esta opción debemos en primer lugar acudir al "Cuadro de búsquedas" en Windows 10 haciendo click en la rueda dentada abajo a la izquierda.

Una vez dentro debemos escribir "Aplicaciones predeterminadas" y veremos un listado de opciones que se despliegan ante nosotros. Debemos entrar en la que aparece bajo el título "Configuración de aplicaciones predeterminadas".

Uno

Se abrirá una nueva ventana con distintas opciones en función de la utilidad seleccionada. Podemos cambiar los valores por defecto para abrir el correo electrónico, el reproductor de música... y junto a ellos el navegador. Por defecto viene activado Microsoft Edge.

Dos
Tres

Si pulsamos en "Navegador Web" veremos un listado con los navegadores que tenemos instalados en nuestro equipo y de entre los disponibles debemos seleccionar el que más se ajuste a nuestras necesidades.

Cuatro

Para la prueba vamos a cambiar "Firefox" por "Google Chrome". Sólo basta con marcar el que queremos usar desde ese momento y el sistema lo establecerá por defecto. Además, si en un momento dado queremos revertir los cambios, podemos seleccionar Edge (u otra aplicación fijada antes por defecto) de forma manual o bien usar el botón "Restablecer" para volver a los ajustes recomendados por Microsoft.

Seis
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio