Microsoft se rinde con Cortana y admite la derrota frente a Alexa y Amazon: el futuro pinta en un color muy oscuro

Microsoft se rinde con Cortana y admite la derrota frente a Alexa y Amazon: el futuro pinta en un color muy oscuro

Publicidad

Se veía venir, los indicios eran claros y diáfanos. Desde que Microsoft anunció que Alexa llegaría a Windows 10, Cortana corría todo el riesgo de pasar a un segundo plano. Era meter al enemigo en casa pues Alexa goza de mucho más potencial que Cortana y su integración con Windows podía suponer el golpe de gracia para el asistente de Microsoft.

El último movimiento lo vimos hace unos días, cuando Microsoft separó a Cortana del cuadro de búsquedas en las nuevas builds de Windows. Intuíamos que podía ser el preámbulo para que los usuarios pudieran elegir otro asistente en su lugar (alguien dijo Alexa) y ahora parece que los temores se confirman y lo hacen en la boca de Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Pese a sus declaraciones en el pasado en las que afirmaban que Microsoft y por ende Cortana, no tenían miedo a Alexa, el paso del tiempo ha demostrado que Cortana tiene un futuro tan negro cómo el de Windows 10 Mobile.

Satya Nadella ha reconocido la verdad, por dolorosa que pueda ser para los usuarios de Cortana y para la marca americana. Su asistente virtual nunca será competitivo si se comparan con asistentes más populares.

"¿No sería mejor, por ejemplo, convertir a Cortana en una "skill" que pueda ser usada en Alexa? ¿O es que deberíamos intentar competir con Alexa?

Lo cierto es que hemos optado por hacer lo primero. Porque Cortana debe ser la "skill" para todos los suscriptores de Microsoft Office 365".

"Tu deberías poder usarla con Alexa [como] también deberías poder hacerlo con el Asistente de Google [...] al igual que usas nuestras aplicaciones en Android o iOS. Hacía ahí es a donde queremos ir".

Cortana queda relegada a un papel secundario y con casi total seguridad en el futuro será fagocitada por Alexa. No tiene cabida mantener un asistente virtual cuando la misma empresa reconoce que no puede competir con alternativas más potentes y competentes del mercado.

De esta forma Cortana corre el riesgo de pasar a engrosar el cementerio de Microsoft junto a su sistema operativo móvil y aumentar el número de fracasos de la marca en lo que software se refiere en un momento en el que sin embargo, el viento le viene de cara en lo referente a hardware, con un gran éxito en todos sus productos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio